Dispensadores Automáticos para Fármacos

Dispensadores Automáticos para Fármacos

Los sistemas automáticos de dispensación de medicamentos o SADME, según sus siglas, son una innovación que facilita las transacciones de medicamentos al permitir que se agilice el proceso. En este sistema de unidades mecanizadas, se puede almacenar, dispensar y distribuir medicamentos, además, de guardar toda la información que genere la compra y venta de los productos. Existen los dispensadores automáticos centralizados, y los periféricos (o descentralizados).

Los dispensadores actúan según 6 indicaciones básicas a seguir:

  1. Identifican al usuario (Sea el personal de una farmacia o un paciente).
  2. Registran y verifican el código de seguridad que ingrese el usuario.
  3. Reciben y computan las indicaciones médicas.
  4. El software del dispensador codifica los datos.
  5. Elige un solo medicamento.
  6. Entrega el medicamento según las indicaciones codificadas, de manera automática.

Los SADME no eliminan la participación humana, pero sí ahorran tiempo que se puede distribuir posteriormente a otras tareas. A su vez, disminuye los errores por medicamentos mal ubicados -puesto que todos los tiene registrados en su sistema con precisión.

Ventajas:

  • Mantiene disponible todo tipo de medicamentos las 24 horas, pero aun así requiere personal presente para operarla.
  • Permite controlar el acceso a los medicamentos, pues mantiene en su memoria quién accedió y a qué medicamento, para disminuir cualquier incógnita.
  • Mantiene claramente el stock de medicamentos, ya que en el sistema se puede verificar clara y rápidamente el inventario actualizado.
  • Además, permite incorporar indicadores para estudiar cómo y para qué síntomas en específico -una vez registrados- se utilizan los medicamentos.

Sin embargo, se debe de tomar en consideración ciertos parámetros. Es una inversión importante que debe planearse con antelación, puesto que se deben realizar estudios de cómo funciona el sistema de distribución actual y qué canales necesitan mejorar. Por otro lado, quien sea que va a operar el SADME necesita recibir una capacitación previa, pues se necesita cierto nivel técnico de calidad para manejar el sistema informático y entender la tecnología a la que está expuesto. Puede existir rechazo o cierta reticencia a adaptarse a esta.

Además, considera que el sistema de la SADME no está actualizado para guardar dentro de su base de datos medicamentos como sueros, medicamentos de carro de paro o aquellos que necesiten refrigeración.

No obstante, los SADME han probado ser eficaces, pese a las complicaciones, porque resuelven los problemas de calcular las dosis adecuadas, en caso de que no exista la capacitación, y optimiza los inventarios y la claridad de las transacciones, todo ahorrando tiempo valioso.

¡No olvides que en Camen Química te ofrecemos las mejores soluciones para garantizar que los medicamentos estén en buenas condiciones! Conoce nuestra variedad de productos para empaquetado y control de humedad en la Industria Farmacéutica.

Contacto

Permítenos atenderte, contáctanos y alguno de nuestros asesores de ventas te darán toda la información que necesites





Los campos marcados con * son requeridos

Empresa administrada con el software Administrativo y Contable SAI



Aviso de Privacidad